Circulação de mercadorias e capitais

Category: Traslado a vivir a Portugal

La libre circulación de mercancías es uno de los pilares del mercado interior.

 

La eliminación de las barreras nacionales a la libre circulación de mercancías dentro de la UE es uno de los principios consagrados en los Tratados de la Unión Europea. Desde un punto de partida tradicionalmente proteccionista, los países de la UE han ido eliminando continuamente las restricciones para formar un mercado «común» o único. Este compromiso de crear un espacio comercial europeo sin fronteras ha propiciado la creación de más riqueza y nuevos puestos de trabajo, y ha afirmado globalmente a la UE como actor comercial mundial junto a Estados Unidos y Japón.

A pesar del compromiso europeo de derribar todas las barreras comerciales internas, no se han armonizado todos los sectores de la economía. La Unión Europea ha decidido regular a escala europea los sectores que pueden suponer un mayor riesgo para los ciudadanos europeos, como los medicamentos o los productos de construcción. La mayoría de los productos (considerados de «menor riesgo») están sujetos a la aplicación del llamado principio de reconocimiento mutuo, que significa que, en esencia, todos los productos fabricados o comercializados legalmente en uno de los Estados miembros pueden circular y comercializarse libremente en el mercado interior de la UE.

 

Límites a la libre circulación de mercancías

El Tratado de la Unión Europea otorga a los Estados miembros el derecho a establecer límites a la libre circulación de mercancías cuando exista un interés común específico, como la protección del medio ambiente, la salud de los ciudadanos o el orden público, por citar algunos. Esto significa, por ejemplo, que si las autoridades nacionales de un Estado miembro consideran que la importación de un producto es una amenaza potencial para la salud pública, la moral pública o el orden público, se puede denegar o restringir su acceso al mercado. Ejemplos de este tipo de productos son los alimentos modificados genéticamente o determinadas bebidas energéticas.

Aunque en general no hay limitaciones a la compra de bienes en otro Estado miembro, siempre que sean para uso personal, existen varias restricciones europeas para categorías específicas de productos, como el alcohol y el tabaco.

 

Libre circulación de capitales

 

Otra condición esencial para el funcionamiento del mercado interior es la libre circulación de capitales. Es una de las cuatro libertades fundamentales garantizadas por la legislación de la UE y representa la base de la integración de los mercados financieros europeos. Ahora los europeos pueden gestionar e invertir su dinero en cualquier Estado miembro de la UE.

La liberalización de los mercados de capitales marcó un punto crucial en el proceso de integración económica y monetaria de la UE. Fue el primer paso hacia el establecimiento de nuestra Unión Económica y Monetaria Europea (UEM) y de la moneda común, el euro.

 

Ventajas

El principio de la libre circulación de capitales no sólo aumenta la eficacia de los mercados financieros dentro de la Unión, sino que también aporta una serie de ventajas a los ciudadanos de la UE. Los ciudadanos pueden realizar un gran número de operaciones financieras dentro de la UE sin grandes restricciones. Por ejemplo, los ciudadanos con pocas restricciones pueden abrir fácilmente una cuenta bancaria, comprar acciones, invertir o comprar propiedades en otro Estado miembro. Las empresas de la UE pueden invertir, poseer y gestionar otras empresas europeas.

 

Excepciones

Se aplican algunas excepciones a este principio tanto dentro de los Estados miembros como en relación con terceros países. Se refieren principalmente a la fiscalidad, la supervisión prudencial, consideraciones de orden público, el blanqueo de dinero y las sanciones financieras acordadas en el marco de la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE.

La Comisión Europea sigue trabajando por la realización del libre mercado de servicios financieros aplicando nuevas estrategias de integración financiera para facilitar aún más a los ciudadanos y las empresas la gestión de su dinero dentro de la UE.

 

Leave a comment