Alojamiento

Category: Condiciones de vida en Andalucía

 

 

Alquilar una vivienda

Para alquilar una vivienda es necesario establecer un contrato de arrendamiento con el propietario. Si bien es válido y legal celebrarlo de palabra, siempre es aconsejable hacerlo por escrito, y en este caso, deben constar en él la identidad del propietario y la del inquilino, una descripción de la vivienda, la duración del contrato, la renta y otras cláusulas que se consideren convenientes.

La duración será la que libremente pacten las partes de acuerdo con sus necesidades. De no decirse nada en el contrato, se entenderá que la duración es de un año. Si el plazo inicialmente pactado fuera inferior a cinco años – cuando el arrendatario sea persona física- o a siete –si fuera persona jurídica- el contrato se prorrogará automática y obligatoriamente por plazos anuales hasta llegar a esos 5 o 7 años, respectivamente.

Esta prórroga no se producirá si el arrendatario (inquilino) comunica al arrendador con al menos 30 días de antelación a la finalización del plazo pactado o de cualquiera de sus prórrogas anuales su intención de no renovar.

Es aconsejable recoger en el contrato cuando empieza a contar el plazo: si desde el día de la fecha del contrato (firma), o desde la ocupación de la vivienda si ésta fuese posterior a dicho día.

En el momento de la celebración del contrato, el inquilino está obligado a entregar al propietario una fianza en metálico equivalente, en general, a una mensualidad. La renta, la cantidad que el inquilino abona al arrendador por el alquiler de la vivienda, se pacta libremente por ambas partes, el pago es mensual y se actualizará conforme al Índice de Precios al Consumo (IPC). Es importante detallar, qué gastos se incluyen o no en esa renta.

El coste del alquiler de vivienda en España varía de una ciudad a otra y es difícil generalizar. Sin embargo, se puede establecer que los alquileres son más caros en las principales ciudades: Madrid, Barcelona, Bilbao, Vitoria y San Sebastián. Además, vivir en el centro de una de las ciudades principales, siempre resultará más caro que en los barrios o ciudades de alrededor, normalmente muy bien conectados por trenes o por bus, que fácilmente realizan el traslado en no más de 30 minutos hasta el centro de la ciudad.

Fuera de una ciudad, el precio del alquiler de un apartamento de una habitación se encuentra entre 400 y 900 euros. Si el piso es de dos habitaciones, la cifra se puede estimar entre 500 y 1000 euros. En el centro de una ciudad, estos precios subirán un 25%. Alquilar una habitación sencilla puede costar entre 200 y 300 euros mensuales, sin contar los gastos relacionados con el pago proporcional de servicios de luz, agua, gas, y teléfono, que se suelen pagar bimestralmente.

Comprar una vivienda

Si se va a comprar una propiedad, la compra se tendrá que hacer ante un notario. Cualquier Banco o Caja de Ahorros le informará sobre el coste de las hipotecas y sus trámites.

Los precios de la vivienda en España son bastante elevados, habiendo diferencias sustanciales entre los distintos territorios del país. Puede pedir información a la Sociedad de Tasación, que publica semestralmente un Boletín con los precios medios de viviendas, estadísticas sobre la evolución de los precios y previsiones.

 

Enlaces

Título/nombreURL
Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbanahttps://www.mitma.gob.es/
Sociedad de Tasaciónwww.st-tasacion.es

 

 

 

Leave a comment